Toda la información sobre Casinos Online

Casinos legales

Los jugadores que se inician en el mundo del juego son carne de cañón para ciertas empresas ilegales que intentan desarrollar su actividad aprovechándose de la ingenuidad de estos jugadores inexpertos, que aún no cuentan con la suficiente información y bagaje en el mundo de las apuestas y los casinos online. Afortunadamente, distinguir qué casinos ofrecen servicios legales y cuáles no se ha convertido en una tarea fácil, debido al gran énfasis que tanto las autoridades de cada país como las propias casas de apuestas ponen en identificar qué operadores son legales y cuáles fraudulentos.

En España, por ejemplo, accediendo a la web oficial de la Dirección General de Ordenación del Juego tendremos acceso a una lista completa de todos los operadores legales permitidos en España: en un lado podremos visualizar su nombre comercial y al otro los dominios que poseen, que siempre contarán con la extensión .es en base a los requisitos de la ley española. En la zona inferior de las webs oficiales de todos los casinos de calidad encontraremos una serie de sellos de calidad garantizados en la legislación vigente de nuestro país, y en ocasiones, los símbolos de organizaciones dedicadas a controlar las actividades de estos casinos y garantizar un juego responsable, tales como la Asociación Europea para la Seguridad del Deporte.

Una de las tácticas más comunes utilizadas por los casinos ilegales es el uso de ventanas pop-up con mensajes que nos prometen técnicas, tácticas o estrategias que nos asegurarán la riqueza inmediata. Ningún casino de confianza ofrece jamás ganancias concretas o promete que te harás millonario. Eso, aunque posible, dependerá de tu esfuerzo personal y maestría a la hora de jugar. Estas páginas fraudulentas incluirán descargas de software automático que, supuestamente, se debe utilizar para acceder a sus plataformas. Si hemos recibido una descarga en .exe sin solicitarlo o sin acceder a una página específica que ofrezca esta descarga, es posible que estemos ante un casino fraudulento.

Los casinos ilegales usan diversas técnicas para evitar pagar a sus clientes. En ocasiones alegarán que no hemos aportado datos reales que verifiquen nuestra identidad, o que hemos usado métodos fraudulentos para obtener nuestras ganancias, tales como el uso de bots automatizados. Debido a que estos casinos no se encuentran respaldados por la ley, no tendremos ninguna garantía legal para batallar contra tales argumentos. Nuestros datos podrán ser borrados de sus servidores de forma arbitraria, sin posibilidad de recuperar nuestro tiempo ni dinero. Por ello es importante recurrir al uso de casinos legales y con cuotas competitivas, tales como Betfair, 888Casino, Bet365, Bwin y otra gran variedad de corredores de apuestas que nos permiten desarrollar nuestra actividad sin caer en trampas o engaños.